3 claves para HACKEAR tu tiempo

3 claves para HACKEAR tu tiempo

Hacernos con el control de nuestro propio tiempo resulta una tarea realmente complicada con tantas cosas a las que prestarles atención.

Día a día las redes sociales (Instagram, Twitter, Facebook, TikTok…) se pelean por nuestra atención y nuestro tiempo.

Viéndome a mi mismo como víctima en muchas ocasiones de ellas, de la televisión, de los videojuegos, quería compartir 3 trucos que a mi me han sido de gran utilidad, sin embargo, nada es más útil como actuar, la teoría está muy bien, pero debemos practicar.

La matriz de Eisenhower en gestión del tiempo.

“La manera en que vemos el problema es el problema” – Stephen Covey.

La matriz de Eisenhowe nos ayuda a que, sea lo que sea lo que queremos hacer, lo hagamos de forma más efectiva.

Ser capaces de etiquetar nuestras tareas en urgentes (en relación con el tiempo) e importante (en relación al propósito) nos va a hacer entender desde aquello que debemos HACER AHORA MISMO hasta aquello que ELIMINAR.

Se suele hablar de pasar más tiempo en el cuadrante 2 (No urgente-Importante) cuando se habla de la matriz de Eisenhower, será aquel en el que tenemos un mayor control y nos dará más tranquilidad y resultados.

Centrar nuestros esfuerzos en detectar nuestras tareas dentro de cada cuadrante será fundamental para no pasar un tiempo excesivo en tareas que podríamos delegar o directamente eliminar.

Las tareas: Principio de Pareto

«Podemos hacer de todo, pero no todo» – David Allen

No debemos volvernos locos con intentar saber todo sobre todo.

Existe en 20% de las tareas que nos darán el 80% de los resultados.

El 20% de un idioma te resolverá el 80% de la comunicación con las personas de esa lengua.

El 20% de los ejercicios de un entrenamiento nos darán el 80% de los resultados y además el 20% de nuestros entrenamientos generarán el 80% de las adaptaciones. El 20% restante nos lo darán ejercicios más específicos y entrenamientos complementarios.

Conocer el 20% de aquellas acciones fundamentales sobre las que podemos mejorar nuestra alimentación (calorías, nutrientes y metabolismo) nos dará el 80% de los resultados en cuanto a salud y composición corporal.

El tiempo: Ley de Parkinson

«El tiempo dedicado a cualquier tema de la agenda es inversamente proporcional a su importancia»

Asignarle a cada tarea el tiempo adecuado (ni más ni menos) será un gran avance a la hora de ajustar nuestros horarios.

La similitud entre la ley de Parkinson y la matriz de Eisenhower es el hecho de calificar unas tareas como «más importantes» que otras.

Es por ello que una vez que SÉ LO QUE QUIERO HACER sola y exclusivamente me queda HACER LO QUE TENGO QUE HACER para lograr eso que quiero. Parece lógico y hasta «de cajón», la cosa se complica cuando cada acción la pasas por este filtro de tiempo-importancia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad